Bolivia tendrá su primera sala de cine independiente en abril


Por primera vez en Bolivia una sala de cine se dedicará exclusiva y específicamente a proyectar películas independientes y de autor. El Centro Cultural Yaneramai y el Megacenter de La Paz sellaron un convenio para implementar este proyecto desde abril.
“Será la primera sala del país con estas características”, asegura Marcelo Cordero, director ejecutivo de Yaneramai, para quien este proyecto “tiene una característica muy particular porque en Latinoamérica hay pocas o ninguna experiencia en la que un circuito comercial ceda una de sus salas para una programación autónoma de cine independiente”.

Este proyecto verá la luz el 3 de abril con la proyección del largometraje La vida de los peces, del chileno Matías Bize.

El punto central del acuerdo establece que Yaneramai se encargará de la programación del espacio, y Cordero, emocionado, adelanta que para este año habrá al menos 25 estrenos de filmes de ficción y documentales de Latinoamérica, Europa, Asia y, por supuesto, también producción nacional.

En contraparte, el Megacenter tendrá como un plus más, entre su amplia y variada oferta, el tener en sus instalaciones “un producto diferenciado” que ofrecerá otro tipo de cine.

Esteban Morgado, representante de Cines Center, afirma que trabajarán de manera conjunta con Yaneramai para que el proyecto tenga éxito.

“El costo de la entrada no se ha definido aún, estamos en esas negociaciones, pero me imagino que tendrá un precio diferenciado”, comentó.

Megacenter ya cuenta con un proyecto que suele dar espacio al cine independiente: Cinemateca Sur, un convenio con la Cinemateca Boliviana que, según Morgado, no tiene la misma esencia.

“Cinemateca Sur simplemente es una programación ocasional de ciclos específicos de cine de diferentes países y temáticas; la diferencia es que Yaneramai traerá títulos inéditos”.

Un gran desafío

Según Cordero, este proyecto es un desafío para demostrar que vale la pena apostar por el cine independiente y de autor. “Dentro de las mismas salas comerciales habrá una especializada que nos permitirá vender un producto diferenciado; ésa será una gran ventaja”.

De entrada, el experimentado gestor cultural identifica tres beneficios y oportunidades de inmediato aprovechamiento: que las películas alternativas podrán estar más tiempo en cartelera, pues actualmente cuando logran ingresar en los espacios convencionales gozan de pocos días de exhibición debido a la ley de oferta y demanda.

Una segunda ventaja, según Cordero, será que Yaneramai podrá reforzar uno de sus objetivos fundacionales, “que es utilizar al audiovisual como herramienta generadora de encuentro y diálogo intercultural y difusión de los derechos humanos”.

Finalmente, la disponibilidad de una sala exclusiva permitirá organizar proyecciones para grupos focalizados, como estudiantes, amas de casa y otros sectores sociales.

Mauricio Souza, crítico de cine, aplaude el proyecto y destaca que por fin la ciudad contará con una opción para gente con gustos diferentes. “Es un maravilla, porque uno de los problemas de la producción boliviana es la capacidad de llegar al público”, sostuvo.

Por su parte, Gerardo Guerra, representante de la distribuidora Londra Films, afirmó que la implementación de la sala de cine independiente es una “iniciativa muy positiva porque dará paso a la formación de públicos y la difusión del arte cinematográfico”.

Fuente: Pagina Siete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s