¿Un mercado latinoamericano de cine? En busca de nuevas alternativas


Unas declaraciones recientes de Juca Ferreira, el último ministro de cultura del gobierno de Lula Da Silva en Brasil sugieren un intento de crear un mercado latinoamericano de cine. La información, propagada por la agencia EFE y que aparece en multitud de diarios latinoamericanos, no da muchos detalles de si son intenciones reales o meras propuestas intelectuales. Pero es interesante. En realidad, todo parte de la conocida queja por la escasez de espacio de las cinematografías locales frente a la producción norteamericana. Aquí debe leerse la producción norteamericana para el mercado de masas, no otras cosas más elaboradas. Una mirada a las cuotas de mercado de cada país corroboraría la cuestión de la misma forma que en España. Sin duda, esta idea de mercado único es atractiva y comercialmente de interés pero, en mi opinión, además de los conocidos problemas de falta de distribución, matices linguísticos o renta per cápita hay que lidiar con ciertos aspectos de la realidad: el hecho es que a la gente le gusta Hollywood y que si bien lo local compite bien cuando tiene la oportunidad (televisión) la orientación de las políticas cinematográficas nacionales es, en general, identitaria y condicionada por la preferencia del concepto de cine de autor. Una mirada a la reforma del INCAA argentino es una buena piedra de toque: la burocracia extraordinaria y la complejidad institucional que están teniendo que desarrollar para evitar la corrupción es deliciosa de leer. Me recuerda a algo cercano. Las películas que se hacen, al final, las decide un comité que pasa a otra instancia y se forma con estos y con aquellos… El mercado real, quedará lejos. El incentivo para abrir mercados, también. En realidad, uno cree que sólo una alineación de políticas de incentivo fiscal (como la brasileña o la mexicana) reduciendo dependencias de los territorios y que eso sea abrazado por compañías como Telefónica o América Movil, con intereses en todo el continente y que precisan vincularse a sus públicos en la nueva era de la comunicación, puede lograrlo. Si hay disrupción en la comunicación habrá que intentar algo diferente a lo que no ha funcionado, la protección de mercados y sus integrantes, y buscar entornos nuevos donde haya más espacio para competir. Pero ya se les ha metido Netflix. En China, mientras, el proteccionismo a ultranza (sólo 20 películas extranjeras al año) parece funcionarles para la conquista de mercados… en un movimiento que parece buscar el consumo de masas.

Fuente: por Gonzalo Martín

Un pensamiento en “¿Un mercado latinoamericano de cine? En busca de nuevas alternativas

  1. Nos criamos con Hollywood, nos dedicamos al cine de autor y no olvidamos, quizás, de conectar con el público de nuestros respectivos países, también educado por las película americanas. Confiamos en las subvenciones culturales para terminar no construyendo una industria y hasta aquí llegamos… Españoles e Iberoamericanos dejamos en manos de los norteamericanos un mercado de cerca de 400 millones de hispano parlantes. Hoy quizás, entre otros asuntos como la coproducción, distribución,…, deberíamos ver si aún es posible recuperar y rentabilizar ese mercado por y para los iberoamericanos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s