Las ayudas al cine español escapan a los recortes


España: Las subvenciones al cine español corren mejor suerte que el sueldo de los funcionarios, las pensiones o las inversiones de Fomento. Según los últimos datos de Ejecución Presupuestaria, las transferencias corrientes al Instituto Nacional de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (el organismo autónomo encargado de gestionar y otorgar las ayudas a los cortometrajes y a los largometrajes) todavía no se han contagiado de la austeridad y siguen aumentado a un ritmo del 3,8% hasta agosto de 2010 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Aunque el Gobierno de Zapatero ya ha anunciado nuevas medidas de ajuste de los pagos públicos en todos los ministerios para 2011 (del que no se escapa el departamento que dirige Ángeles González Sinde), no es menos cierto que las transferencias efectivas destinadas al cine han pasado de 71 millones en los primeros ocho meses de 2009 a 73,7 millones en el mismo periodo de 2010.

El aumento de los pagos reales destinados a proyectos culturales contrasta con los recortes en ejecución que ya se están observando en partidas como las destinadas a dar ayudas a los inmigrantes, que ha sufrido un ajuste del 39,4%. Asimismo, llama la atención que el Instituto de Salud Carlos III –uno de los más punteros en investigación– ya han soportado un ajuste de las transferencias que reciben en lo que va de año del 12,5%.

Hay dos grandes tipos de ayudas al cine. En primer lugar, las que se dan a proyectos aún no iniciados de jóvenes directores, que en muchas ocasiones ni siquiera se estrenan. En segundo lugar, la nueva Ley del cine potencia las ayudas para los largometrajes a posteriori, con el objetivo de que se financien filmes que se hayan proyectado en las salas.

El Ministerio de Cultura destaca que los ajustes del déficit no afectarán a las subvenciones para las películas que ya han comenzado a rodarse o que ya se han ejecutado, aunque se otorguen en 2011. El hecho de que estos proyectos sean intocables ya puestos en marcha es un privilegio, ya que, por ejemplo, sí se han parado obras públicas que estaban ejecutándose, lo que ha provocado despidos masivos. Asimismo, el Gobierno optó por acabar de forma unilateral con la subida salarial del 0,6% que había pactado con los funcionarios, y les impuso un recorte del 5%esgrimiendo que estaban en peligro las finanzas públicas.

Para el año 2011 el cine no se salvará de los recortes, pero no se revertirá el fuerte incremento de las ayudas al cine desde que el PSOEllegó al poder. Las Cuentas Públicas del próximo año contemplan un presupuesto solo 10 millones inferior. No obstante, si en 2005 se gastaban 77,9 millones en el cine, en 2011 se desembolsarán 113 millones. Además, los ajustes prometidos no siempre se realizan. Para muestra el Presupuesto de 2009, en el que se rompieron todos los pronósticos imaginables.

Por Calixto Rivero de Expansion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s