Estrenos Argentina: “Plan B”


Plan B , la ópera prima de Marco Berger, una auténtica producción independiente, filmada en diez jornadas de fines de semana de 2008, ya tiene su historia. La película que permitió a su joven director -formado como actor en la escuela de Julio Chávez y como cineasta en la Universidad del Cine– participar en el Bafici de 2009 y algunos meses después en los festivales de Roma, en Londres (el organizado por el British Film Institute), Valladolid, Bilbao, Melbourne y La Habana, es una comedia, o algo que se le parece. Gira alrededor de una historia de amor frustrado entre chico y chica que deviene en otra con desenlace gay. Es decir, dos heterosexuales algo confusos que descubrirán que están enamorados el uno del otro. Precisamente tras la cálida recepción que tuvo de público y de crítica en la muestra romana, el cineasta declaró que trató de “explicar que el amor no es algo simple como para jugar y que una relación entre dos varones no es tan grave”.

El film, que tiene como figuras centrales a Manuel Vignau (recordado por su papel en Cordero de Dios ) y Lucas Ferraro (de Como mariposas en la luz y, en TV, de la serie Botineras ), cuenta la historia de Bruno, que recién fue abandonado por su novia y planea vengarse de ella de la mejor manera posible. A pesar de que la vida de Laura (interpretada por Mercedes Quinteros) gira ahora en torno a Pablo, su nuevo novio, sigue encontrándose de vez en cuando con Bruno. La idea del joven y vengativo ex es acercarse a Pablo para desgastar la relación, incluso presentándole a una nueva chica. Pero surge el llamado segundo plan al que alude el título que consiste en recurrir a un secreto bien guardado del pasado y comenzar a seducirlo. Lo que ocurre de aquí en más es parte de una sorpresa a medias que Berger tiene reservada para los veinte minutos finales, un desenlace más o menos revelador (sesgado por la indecisión de sus protagonistas en un momento crucial de sus vidas), de golpe zumbón, con diálogos que son realmente jugosos. Hay que reconocer cierta superficialidad en la descripción de los personajes, que no se sabe muy bien en qué andan por la vida, y hasta algún error que hace ruido, pero así y todo el resultado es valioso, tan bien encuadrado como actuado por Vignau y Ferraro. La historia acerca de deseo y libertad, si bien acotada, rodada con equipo técnico mínimo (en un buen HD) y sin sofisticación alguna, acredita el mérito de esquivar el “estilo pretencioso”, a veces al filo del ridículo (frecuente en el cine argentino que se ha dado en llamar independiente), nunca pierde credibilidad, frescura y transparencia y deja una oportuna sensación de satisfacción.

De esta forma, el joven cineasta que en 2008 ya había logrado trascender con su corto El reloj , confirma con Plan B ser uno de los nuevos nombres del cine nacional con futuro, al que habrá que prestarle mucha atención.

Un pensamiento en “Estrenos Argentina: “Plan B”

  1. Pingback: Gracias! Los números de 2010 | Cine Latino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s